fbpx

El Vaticano busca transparencia en sus finanzas

vaticano-photo

Tras décadas de escándalos, el Vaticano busca la total transparencia de sus finanzas públicas gracias a la nueva Ley N? XVIII del Estado de la Ciudad del Vaticano sobre la transparencia, supervisión e información financiera, la cual entró en vigencia a partir del mes de octubre, con el fin de reforzar las medidas para la prevención y lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

La normativa es resultado del Motu Proprio del Papa Francisco del 8 de agosto pasado en donde indicó: “Deseo renovar el compromiso de la Santa Sede en adoptar los principios y ejecutar los instrumentos jurídicos desarrollados por la comunidad internacional, con el fin de adecuar aún más el orden institucional para la prevención y la lucha contra el blanqueo, el financiamiento del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva”.

“Con esta ley, creo que estamos adhiriéndonos en un 99% a los estándares en esta área. Lo que resta son detalles”, indicó el sacerdote Federico Lombardi.

Principales aspectos de la nueva ley:

  • Tendrá validez para los ministerios de la Curia Romana, las entidades dependientes de la Santa Sede y las organizaciones sin ánimo de lucro con personalidad jurídica canónica radicadas en el Vaticano.
  • Le otorga un mayor poder de supervisión y regulación a la Autoridad de Información Financiera del Vaticano para monitorear las actividades de su banco y otros departamentos de la Santa Sede relacionados con actividades financieras e inspeccionar, en cualquier momento, documentos o cuentas que considere sospechosas. 
  • Consolida medidas previas en materia anti lavado y contra el financiamiento del terrorismo.
  • Refuerza la cooperación e intercambio de información por parte de la Autoridad de Información Financiera, tanto a nivel nacional como internacional.

En el camino hacia una mayor transparencia en el manejo financiero, se pueden observar evidentes manifestaciones entre las que se encuentra la creación de una comisión de investigación para el IOR, conocido como Banco del Vaticano, encargado de la supervisión de toda la documentación relacionada a todas las cuentas, incluso por encima del secreto bancario en los casos donde haya sospecha fuerte de lavado. 

Esta comisión se formó a pedido del Sumo Pontífice a raíz del escándalo por el procesamiento del prelado Monseñor Nunzio Scarano, contador en la administración financiera del Vaticano, en junio de este año, quien estaba a cargo de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA) y fue acusado de querer pasar 20 millones de euros desde Suiza hasta Italia, entre otras irregularidades durante su gestión.

Por primera vez en la historia el Vaticano presentó el informe anual sobre el banco de la Santa Sede, en el cual detalla el estado de sus cuentas y las proyecciones a futuro. También anunció el cierre de cuentas de cuatro embajadas, entre las que se encuentran las de Siria, Irán, Irak e Indonesia.

El IOR no es un banco, sino una institución financiera destinada a administrar los bienes de obras religiosas o de caridad que solo puede tener entre sus clientes a miembros del clero y empleados o exempleados del Vaticano, así como acoger cuentas que pertenezcan a instituciones relacionadas con la Iglesia.

Poca transparencia en las cuentas a través de los años

Desde hace unos años el Vaticano se ha visto envuelto en escándalos relacionados con delitos como el lavado de dinero procedente del tráfico de drogas o de la mafia. En el año 2011, en el escándalo conocido como “VatiLeaks” salieron a la luz documentos privados del anterior Papa Benedicto XVI.

El Departamento de Estado de EEUU incluyó en 2012 al Vaticano entre los países considerados “centros potenciales de lavado de activos”. Según ese organismo, los grandes volúmenes de moneda internacional que pasan por la Santa Sede, es un sistema que se torna vulnerable como un centro potencial de lavado de dinero.

El presidente del Banco del Vaticano,  Ernst von Freyberg, se mostró optimista en sus proyecciones al afirmar que para el año 2015 “el banco estará limpio y en buen funcionamiento”, al tiempo que agregó: “estamos haciendo una evaluación exhaustiva de todas las cuentas de nuestros clientes, con el objetivo de cesar aquellas relaciones que no estén en consonancia con la misión del IOR”.

Fuente: lavadodinero.com

 

CONTÁCTENOS

  • Responderémos sus consultas muy pronto, escribános hoy.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
© 2020 SmartSoft. Todos los derechos reservados.
error: Contenido protegido

Únete a nuestro boletín SmartNews

Únase a nuestro SmartNews para recibir las últimas noticias y artículos de interés en temas de fraude o lavado de dinero.

Ya eres parte de nuestra comunidad.