fbpx

Banco ruso prueba cajero con detector de mentiras

asd

El mayor banco minorista de Rusia está probando una máquina que la KGB le habría encantado, un cajero automático con un detector de mentiras integrado, cuyo propósito es prevenir el fraude en el crédito al consumidor.

Los usuarios sin relación previa con el banco podrían hablarle a la máquina para solicitar una tarjeta de crédito, sin la intervención humana. La máquina escanea un pasaporte, registra huellas digitales y toma una ecografía en tercera dimensión del rostro.

Y se utiliza un programa informático de análisis de voz para ayudar a evaluar si la persona está respondiendo sinceramente las preguntas, las cuales incluyen: “¿Tiene empleo?” y “¿Tiene otros préstamos pendientes en este momento?”.

El Centro de Tecnología del Habla desarrolló el sistema de análisis de voz. La compañía tiene otros grandes clientes, como el Servicio Federal de Seguridad, la dependencia rusa de inteligencia interna que desciende de la KGB soviético.

Dimitri V. Dyrmovsky, director de las oficinas del Centro en Moscú, dijo que el nuevo sistema se diseñó en parte con un muestreo de bases de datos de voces grabadas de personas que mintieron en interrogatorios policiales hechos por organismos rusos del orden público.

El gran banco involucrado, el Sberbank, cuyo dueño mayoritario es el gobierno ruso, dijo que pretende instalar las máquinas nuevas en centros comerciales y sucursales bancarias en todo el país. Consultores de Tecnología dicen que sería la primera vez que se usará el análisis de voz en cajeros automáticos en el mundo.

Mientras la tecnología del banco podría parecer una gran intromisión a los occidentales, muchos rusos asumen que el gobierno puede ya observarlos o escucharlos cuando quiere hacerlo. Ejecutivos del Sberbank dijeron que los nuevos cajeros automáticos se apegarían a la legislación rusa sobre privacidad.

Fue la crisis financiera mundial, en parte provocada porque la gente no podía o no quería pagar los préstamos, lo que impulsó a la entidad financiera a recurrir al centro de voz, comentó Víctor M. Orlovsky, un vicepresidente sénior para la tecnología en el banco.

El programa informático detecta el nerviosismo o la tensión emocional, posibles indicadores de que está fingiendo un solicitante de crédito. Se usaría esa información, dijo Orlovsky, en combinación con otros datos como el historial crediticio.

Otros bancos como el Deutsche Bank y Citigroup, por ejemplo, también prueban tecnologías futuristas en un puñado de sucursales en Berlín, Nueva York y Tokio. Sus esfuerzos se centran en nuevos tipos de visualización interactiva y terminales con pantallas táctiles.

Y las aprobaciones de créditos en los cajeros automáticos ya son un hecho en Turquía, donde las máquinas bancarias ayudan a alimentar un auge en el crédito al consumidor.

Según el Sberbank, para acatar la legislación sobre privacidad que prohibiría a una compañía tener una base de datos de voz de los clientes, el banco planea almacenarlas en chips de sus tarjetas de crédito.

Fuente: The New York Times | Moscú

CONTÁCTENOS

  • Responderémos sus consultas muy pronto, escribános hoy.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
© 2020 SmartSoft. Todos los derechos reservados.
error: Contenido protegido

Únete a nuestro boletín SmartNews

Únase a nuestro SmartNews para recibir las últimas noticias y artículos de interés en temas de fraude o lavado de dinero.

Ya eres parte de nuestra comunidad.