fbpx

FATCA y su sistema de retroalimentación

Advertencia: las autoridades tributarias de Estados Unidos tienen un sistema de retroalimentación de datos incorporado

En los Estados Unidos, las instituciones financieras locales proporcionan los Estados financieros al titular de la cuenta y a la autoridad fiscal de US: el Internal Reveue Servicio o IRS.  Esto le permite al IRS asegurarse de que todos los ingresos sean completamente revelados.  Para cuentas offshore, históricamente las Instituciones financieras extranjeras (FFI) sólo han proporcionado información sobre sus cuentas directamente al titular. Del titular -ciudadno americano- se esperaba que reportara voluntariamente la información de sus ingresos al IRS mediante los formularios de impuestos a través de los reportes FBAR o 8938. 

La ley FATCA fue creada para salvar esa brecha.  Al tener el compromiso por parte de  las instituciones financieras extranjeras de reportar información sobre los contribuyentes estadounidenses con cuentas financieras offshore, el IRS puede comparar esa información con la presentada por el individuo en sus declaraciones de renta anual y determinar si tienen ingresos no declarados en el exterior. 

Lo que muchas instituciones financieras extranjeras no se dan cuenta es que esto puede funcionar en ambos sentidos.  Tomemos una hipotética institución financiera extranjera que se ha inscrito en FATCA y haya acordado reportar información sobre los sujetos obligados a  pagar impuestos de Estados Unidos.  Si la institución financiera deja de presentar algún reporte FATCA, una de dos cosas puede ser cierta: la institución financiera extranjera no tiene ningún contribuyentes de los Estados Unidos o sí los tiene y simplemente no cumplió con sus obligaciones de reportar.  Digamos que la institución financiera extranjera tiene diez cuentas estadounidenses que deberían haber sido reportadas y no lo hace.  Si incluso uno de los diez contribuyentes estadounidenses informa voluntariamente su cuenta offshore, el IRS de los Estados Unidos sabe que la institución financiera extranjera no está cumpliendo con sus obligaciones.  Al revés, si la institución financiera informa a los diez contribuyentes de los Estados Unidos y sólo uno de los voluntarios reporta su información, el IRS puede ir tras los otros nueve por no informar.

Esto se traduce un poco en la teoría de juego llamada “ El dilema del prisionero”.  En dicha teoría, un policía atrapa a dos sospechosos en la escena del crimen.  El policía los detiene y los pone en celdas separadas para que no puedan comunicarse.  Les dice a cada uno de ellos que no tiene ninguna evidencia física, así que si ambos afirman que son inocentes, será obligado a liberarlos.  Si alguno de los dos presos admite que ambos sospechosos cometieron el crimen el policía le pedirá al juez que proporcione una sentencia muy ligera para recompensar su honestidad.  Sin embargo, si un preso admite culpabilidad y el otro inocencia, el policía le pedirá al juez el máximo castigo para el mentiroso que dijo ser inocente.

En teoría, sería en el mejor interés de ambos presos reclamar la inocencia y ser liberados.  Sin embargo, ya que cada prisionero no sabe lo que el otro va a decir, es más común que la gente racional admita la culpa y tome una sentencia ligera. De no hacerlo y declararse inocente puede que se enfrenten a una larga condena si su compañero sí se declarar culpable.  Esto mismo es cierto para las entidades financieras extranjeras como para los contribuyentes americanos.  Sería conveniente para ambas partes no reportar los ingresos, sin embargo, temerosos de que la otra parte pudiera, ambas partes probablemente cumplan.

Actualmente, el IRS está ejecutando un programa de amnistía para los contribuyentes de impuestos estadounidenses.  Si un contribuyente estadounidense alza la mano y declara sus cuentas offshore no declaradas previamente, tendrá que pagar los impuestos atrasados, intereses, y una pena del 20%, y luego será absuelto.  Esto es mejor para el contribuyente que si el IRS lo encuentra primero.

Si yo fuera el IRS, tomaría las próximas 100 personas que pidan amnistía y haría una lista de sus productos financieros y de las instituciones financieras extranjeras de las que son clientes.  A continuación, pediría los formularios FATCA de cada una de estas instituciones financieras  Detrás de cada cuenta habría una persona de ventas.  Esta persona de ventas probablemente estaba apuntando a clientes americanos, y de alguna manera, algún cliente americano tuvo la idea que en los años anteriores a FATCA podrían mantener la cuenta y probablemente escapar sin pagar impuestos.  Para cada formulario FATCA, una de dos cosas puede pasar: No hay presentación del formulario FATCA, en cuyo caso el IRS podría notificar a la institucuión y/o autoridad fiscal de su jurisdicción que la institución financiera debe rendir cuentas debido a su incapacidad de adherirse a sus compromisos de presentación de reportes; o se presenta un formulario de FATCA.  Con el formulario FATCA, siendo el IRS, buscaría  las declaraciones de impuestos de cada persona en los formularios, en busca de indviduos  que no declararon voluntariamente sus ingresos offshore.

Como pasa con la policía de tráfico, el IRS no tiene el poder de atraparlos a todos.  El objetivo es obtener el cumplimiento voluntario.  Atrapar a suficientes personas para que asuste al resto y los lleve a cumplir.  Además, aunque comparar las cuentas declaradas con las reportadas en los formularios FATCA pareciera un ejercicio de tecnología sencillo,  yo no lo aconsejaría puesto que  el IRS se daría cuenta.   Si intentas comparar todas las cuentas o si alguien no recibe una carta de no conformidad, el IRS inadvertidamente enviaría el mensaje que usted está “cumpliendo” y permitiéndole salirse con la suya y no informar.

A diferencia de la lucha contra el blanqueo de dinero, donde las posibilidades de ser agarrado por tener algún individuo o entidad sancionado en su base de clientes era relativamente remota y el cumplimiento de AML es determinado realmente por los reguladores locales, con FATCA el IRS tiene los datos para mostrar el cumplimiento o la falta de éste.  Además, hay dólares reales detrás de esto.  Todos los evasores de impuestos atrapados significan más dólares para el Tesoro de los Estados Unidos.  Sea precavido.

Sobre el autor:
David Olenzak es el fundador y Presidente de Trans World Compliance, Inc. proveedor de tecnología para apoyar el cumplimiento FATCA  y CRS por parte de instituciones financieras y autoridades fiscales. David Olenzak es un emprendedor serial con un pasado en TI y experiencia de más de quince años en Cumplimiento y RegTech.

CONTÁCTENOS

  • Responderémos sus consultas muy pronto, escribános hoy.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
© 2020 SmartSoft. Todos los derechos reservados.
error: Contenido protegido

Únete a nuestro boletín SmartNews

Únase a nuestro SmartNews para recibir las últimas noticias y artículos de interés en temas de fraude o lavado de dinero.

Ya eres parte de nuestra comunidad.