fbpx

¿Cuándo se puede considerar una región como paraíso fiscal?

Con la finalidad de disminuir la presión fiscal que sufren gran cantidad de patrimonios las personas dejan de lado sus jurisdicciones con el fin de buscar un paraíso fiscal.

No existe una definición universal para el termino de paraíso fiscal, sin embargo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) un grupo constituido por 30 países que se reúne en París, utiliza tres atributos básicos para definir a una región como paraíso fiscal:

  1. Ausencia de impuestos o impuestos nominales. En estas zonas no se impone un régimen fiscal tradicional. A veces, son solo nominales y se ofrece una exención durante un período de tiempo a los inversores que han elegido dicha jurisdicción. Sin embargo, este atributo no es suficiente para identificar a un lugar como paraíso fiscal. Muchos países bien regulados ofrecen incentivos fiscales para atraer la inversión extranjera pero no están clasificados dentro de esta categoría.
  2. Protección de la información financiera personal. Estos países protegen celosamente la información financiera personal, de tal manera que impiden el escrutinio de autoridades fiscales extranjeras.
  3. Falta de transparencia. Siempre hay más de lo que parece. Con el fin de preservar la confidencialidad las maquinarias legislativa, jurídica y administrativa en este tipo de países se mantienen opacas. Siempre pueden existir sentencias a puerta cerrada, o bien leyes que favorezcan el secreto bancario.

Además de la baja o nula tributación este tipo de países tienen asociados una serie de factores socioeconómicos que convierten al país en un popular destino offshore.

  1. Estabilidad política y económica. Sin estabilidad ningún incentivo fiscal de cualquier tipo podría atraer la inversión extranjera. Es una de las características que erigieron a Suiza como primer y principal paraíso fiscal: su neutralidad.
  2. Ausencia de controles de intercambio: depositar los activos de un sujeto en un país que posea este tipo de controles podría no ser beneficioso para la inversión extranjera.
  3. Tratados: Muchos paraísos fiscales están disminuyendo su popularidad debido a que están firmando tratados de intercambio de información con varios gobiernos.
  4. Comunicación y Transporte: como así lo demuestran los casos de Hong Kong y Singapur, lugares con fácil acceso y con una amplia red de comunicaciones constituyen un incentivo para la inversión externa.
  5. Servicios profesionales de soporte de banca: Destinos como Austria o Suiza, aunque no son estrictamente paraísos fiscales si que son conocidos por sus servicios de banca offshore y constituyen un destino seguro para los activos.

Fuente: estrelladigital.es

CONTÁCTENOS

  • Responderémos sus consultas muy pronto, escribános hoy.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
© 2020 SmartSoft. Todos los derechos reservados.
error: Contenido protegido

Únete a nuestro boletín SmartNews

Únase a nuestro SmartNews para recibir las últimas noticias y artículos de interés en temas de fraude o lavado de dinero.

Ya eres parte de nuestra comunidad.